Efectos beneficiosos de la Ozonoterapia en el organismo humano:

  • Regulación del Estrés oxidativo.
    El estrés oxidativo persistente causado por radicales libres puede producir diferentes enfermedades. Los radicales libres o especies reactivas del oxígeno (EROS) pueden provocar daños en la membrana celular, y la regulación de este estrés oxidativo es importante en tabaquismo, enfermedades metabólicas (diabetes), insuficiencia circulatoria e hipoxia, inflamaciones crónicas, infecciones, stress crónico. Estos generan un incremento en los radicales libres de oxígeno que a su vez pueden conducir a patologías, entre ellas tendencia al cáncer.  Como se describió anteriormente el ozono posee un efecto oxidativo controlado que estimula y regula la acción de enzimas antioxidantes (Glutation reducido GSH, Glutation Peroxidasa GPx, Superóxido dismutasa SOD, etc). De las EROS, el peróxido de hidrógeno (H2O2) es el más importante oxidante derivado del ozono que como mensajero fundamental regula la transducción de señales y los efectos biológicos del ozono entre ellos en el sistema inmune. De la interacción con ácidos grasos y lípidos surgen los productos de oxidación lipídica (POL) generados por el ozono que también son responsables de mensajes químicos a las células. La inducción de Glutatión celular, hemo-oxigenasa-1, proteínas de stress térmico, etc, son algunas de las vías mediante las que los POL inducen una actividad antioxidante, además por el óxido nítrico (NO) y el CO también tiene un efecto complementario mejorando la circulación.
  • Incremento del metabolismo del oxigeno.
    Mediante un cambio en las propiedades reológicas de la sangre las enfermedades arteriales oclusivas e isquemias en los tejidos se benefician por la ozonoterapia mediante cambios en las cargas eléctricas de la membrana eritrocitaria, aumentándose la oxigenación en los tejidos.
    Provoca un incremento en la velocidad de la glucólisis en el eritrocito. La formación de peróxidos, producto de la interacción del ozono con los dobles enlaces carbono-carbono de los compuestos lipídicos, facilitan la activación directa del metabolismo eritrocitario. De esta forma se obtienen peroxido de cadena mas corta y de mayor carácter hidrofílico que los peróxidos endógenos del organismo, los cuales pueden penetrar al eritrocito facilitando la liberación del oxígeno hacia los tejidos vecinos. Esto también contribuye a un efecto modulador sobre el metabolismo.
  • Modulación de la actividad del sistema inmune.
    El ozono favorece la actividad de neutrófilos (glóbulos blancos) y su función fagocítica. Las especies reactivas de oxígeno como el H2O2 generado por la ozonoterapia también tienen una función muy importante al activar quinasas y factores de transcripción que inducen la síntesis de citoquinas (hormonas del sistema inmune) y factores de crecimiento.
  • Revitalizante: por su efecto sobre la circulación, la oxigenación tisular, y la activación de mecanismos neuroendocrinos
  • Regenerador: Es capaz de promover la regeneración de diferentes tipos de tejido, por lo cual resulta de gran utilidad en la cicatrización de lesiones de dificil curación, en úlceras tróficas, en los tejidos articulares, en medicina estética, etc.
  • Germicida: Inactiva o elimina microorganismos patógenos, tales como bacterias, hongos y virus. Su utilidad no es solamente sistémica sino también local, en lesiones cutáneomucosas infectadas.
  • Antiálgico y antiinflamatorio: Tanto a nivel sistémico como local el ozono puede activar el sistema anti-nociceptivo del dolor y su acción antiinflamatoria es debida a los productos de peroxidación lipídica con la consiguiente inhibición de la ciclooxigenasa-2 (COX-2).

El llamado “pre-condicionamiento oxidativo” ha sido bien demostrado con el uso del Ozono. La generación de cantidades pequeñas y controladas de EROS y POL durante la ozonoterapia genera un incremento en la regulación de enzimas antioxidantes; este fenómeno también se conoce como “hormesis” que significa que un organismo expuesto en un bajo nivel a un agente que en altos niveles es dañino, permite inducir una respuesta adaptativa beneficiosa.

Por esto la ozonoterapia se constituye en un regulador homeostático que conduce a una mejoría significativa general de muchos procesos fisiológicos del organismo, mejorando la calidad de vida sobre todo en casos donde se comienzan a notar efectos de alteraciones de sistemas. En el campo médico el Ozono se utiliza en una mezcla junto con el Oxígeno, y una larga experiencia clínica indica la inexistencia de efectos colaterales si dicho tratamiento se aplica correctamente.

2 pensamientos sobre “Efectos beneficiosos de la Ozonoterapia en el organismo humano:

  1. Desearia conocer si tiene aplicacion práctica la ozonoterapia en el tratamiento del lupus sistemico

  2. Sí, la ozonoterapia puede tener como en todas las enfermedades autoinmunes un efecto modulador de la respuesta inmunológica exagerada, especialmente si hay compromiso vascular; pero en general no se indica como tratamiento único sino asociado a tratamientos con otros inmunomoduladores y antioxidantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>