VITAMINA D

 Se denomina vitamina D a un grupo de vitaminas liposolubles (D1, D2, D3, D4 y D5)  que pueden presentarse en varias formas, todas ellas derivadas de esteroles. Las formas principales son la D2 (ergocalciferol) y la D3 (colecalciferol), consideradas provitaminas, ya que la vitamina D pura no se encuentra en los vegetales. Ambas son consideradas formas inactivas de vitamina D, ya que su actividad es muy baja. Sin embargo, mediante dos hidroxilaciones sucesivas llevadas a cabo en hígado y riñón (la primera formando 25-hidroxicolecalciferol o calcidiol, y la segunda formando 1,25-dihidroxicolecalciferol o calcitriol) respectivamente, logran la activación, siendo el calcitriol la forma más activa en el ser humano.
Fuentes
La provitamina D2 se halla por ejemplo en levaduras y hongos (lo obtienen del colesterol o del ergosterol), semillas de cacao, etc; mientras que la D3 es la única que se encuentra en los animales superiores, encontrándose en la piel de los humanos por activación solar del 7-deshidroxi-colesterol derivado de la síntesis de colesterol vía acetil-CoA. Más allá de los desniveles existentes en la exposición solar, la fuente más importante de vitamina D en el hombre es precisamente la síntesis cutánea (hasta 85%). También las hallamos en los lácteos, yema de huevo, aceites de pescados grasos (arenque, sardina, atún, salmón y bacalao). En el caso de los peces, contienen vitamina D solo porque consumen algas del océano que pueden sintetizarla en aguas bajas por la acción de los rayos UV. Los alimentos enriquecidos son una fuente dietética mayor de vitamina D. Los cereales para desayuno enriquecidos (3/4 de taza) contienen entre 1-2,5 microgramos por ración, mientras que la leche de soja enriquecida (1 taza) contiene de 1 a 2,55 microgramos por ración.  Hay que tener en cuenta que, con la edad, la capacidad de convertir vitamina D
en su forma activa, mediante el metabolismo renal y hepático se ve disminuida.
Es sencillo discernir que las enfermedades hepáticas y renales lógicamente producen una menor producción. A su vez, mientras mayor pigmentación haya en la piel y a mayor edad, menor es la síntesis dérmica de colecalciferol.
Actividad
La vitamina D participa en el desarrollo de dientes y huesos, en la asimilación del calcio y el fósforo, lo cual la hace indispensable en los trastornos de mineralización ósea. Por ello, promueve la absorción intestinal de los mismos a partir de alimentos y la reabsorción de calcio a nivel renal. Sin vitamina D sólo el 10-15% del calcio y el 60% del fósforo ingerido sería absorbido. Se ha observado que células no implicadas en la homeostasis del calcio presentan receptores de calcitriol, como ocurre con los linfocitos y las células de la epidermis, por lo que se cree que el calcitriol también interviene en el control de la diferenciación y proliferación de diversos tejidos y en la regulación de la respuesta inmune. Se estima que esta vitamina interactúa o tiene influencia con la actividad de alrededor de 2.000 genes, lo cual hace por ahora impredecible otras múltiples actividades que le podrían corresponder. Algunos de estos genes participan en la regulación de la proliferación celular y diferenciación celular, la apoptosis y la angiogénesis.Colabora con la síntesis de enzimas presentes en las membranas de las mucosas, involucradas en el trasporte activo del calcio. Su rol sobre este mineral, hace que participe indirectamente sobre los mecanismos de coagulación sanguíneos.
La vitamina D ha pasado de ser solo una vitamina, para convertirse en una importante prohormona con múltiples efectos en diferentes tejidos y en diversos procesos fisiológicos. Su actividad no solo está relacionada con el metabolismo mineral óseo y el equilibrio fosfocálcico, sino también con efectos importantes en múltiples dianas celulares que abarcan desde actividades en patologías del metabolismo y del sistema inmune, hasta en procesos oncológicos.
Por lo tanto, un déficit de esta vitamina no solo se emparentará con raquitismo y osteomalacia, sino también con mayor riesgo de sufrir diabetes, enfermedades
cardiovasculares, oncológicas, infecciosas y autoinmunes. Específicamente, la
vitamina D en su forma activa funciona como una hormona esteroide que induce respuestas fisiológicas (genómicas y no genómicas) en más de 36 tipos celulares
que expresan sus receptores (VDR). Muchos expertos consideran al déficit de vitamina D como uno de los principales riesgos de “estilo de vida”, como el tabaquismo, el alcoholismo, la obesidad y el sedentarismo.

Indicaciones
* Se considera que una ingesta diaria de vitamina D3 (>800 U.I) más calcio (>1.200 mg), colabora en reducir en un 33% la incidencia de diabetes tipo II en mujeresadultas.
* Diferentes estudios indican que los individuos con menor concentración plasmática de 25-OH-D presentan un riesgo mayor de incidencias de enfermedades cardiovasculares, incluyendo infartos cardíacos, accidentes cerebro-vasculares e insuficiencia cardíaca.
* Para la prevención de la osteoporosis y las fracturas: Para los adultos mayores  se ha usado 400-1000 IU por día. Algunos expertos han recomendado dosis más altas que van desde 1000 a 2000 IU. * Para la prevención de caídas: se han usado 800-1000 IU/día en combinación con 1000-1200 mg/día de calcio.
* En casos de artritis reumatoidea, el efecto inmunomodulador de la vitamina D ayuda a inhibir la proliferación de las células T junto a la reducción en la producción de citoquinas. Este efecto “inmunosupresor” termina siendo benéfico en este caso puntual.
* La alta concentración de vitamina D a nivel cerebral, junto al importante número de receptores para esta vitamina en dicho órgano, ha hecho suponer una importante actividad de esta vitamina en el desarrollo y actividad neuronal .Para la prevención de la esclerosis múltiple (EM): 400 IU/día en la forma de un suplemento multivitamínico que se toma a largo plazo.
* Para la reducción de la incidencia de cáncer de mama, el estudio de Garland y colaboradores encontró que niveles de 25-hidroxivitamina D3 de 52ng/mL reducen dicha incidencia en un 50% (en comparación con tener niveles <13 ng/mL). La evidencia acumulada de los estudios observacionales y ensayos clínicos revela que tener niveles de 25-hidroxivitamina D3 entre 40 y 60 ng/mL reduce marcadamente las tasas de incidencia y mortalidad por diversos tipos de cáncer incluyendo colon, mama y ovario, lo cual podría alcanzarse con una suplementación de 2.000 UI/día en adultos y 1.000 UI/día en niños.
* La Sociedad Canadiense del Cáncer recomienda 1.000 UI/diarias durante el otoño y el invierno para los adultos en Canadá. Para aquellos que tienen un mayor riesgo de tener bajos niveles de vitamina D, esta dosis debe tomarse durante todo el año. Esto incluye a la gente de piel oscura, a los que generalmente usan ropa que cubre la mayor parte de su piel y a las personas de más edad que no salen muy a menudo al aire libre.
* La 1,25-dihidroxivitamina D3 puede inhibir el crecimiento de las células de la piel, lo cual la haría apta para el el tratamiento de la psoriasis.
Fuente: Curso de Fitoterapia. Jorge Alonso
 
 
 

Un pensamiento sobre “VITAMINA D

  1. En aquellos pacientes que se comportan como inmunodeficiente con inmunoglobulinas normales , que presentan rinosinusitis recurrentes o infecciones respiratorias bajas, , atopicos y o hiperreactivos , sugeris indicarle vit d , o solamente si tienen deficits en los analisis .En caso afirmativo que dosis se maneja ,niños o adultos .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>