Respuesta Inmune Innata y Adquirida, regulación.

Ciertos antígenos o agentes patógenos son capaces de estimular una primer línea de defensa denominada respuesta inmunológica innata no-específica.

• El Sistema Inmune Innato es el más ancestral y ubicuo para la defensa del huésped contra la infección microbiana. Las proteínas microbianas relacionadas con el reconocimiento por el Sistema Inmune Innato conservan componentes estructurales (patentes moleculares para reconocimiento) que son reconocidos por receptores especiales: Toll-Like receptors (TLRs), necesarios para el desarrollo de una respuesta inflamatoria e inmunológica, la apoptosis, y para la inmunoderivación (perfiles de respuesta Th1 / Th2).

Si algun agente patógeno logra atravesar las barreras naturales de piel/ mucosas, se encontrará con el sistema inmune innato o inespecífico que está formado por factores solubles y proteínas, y por otro lado determinadas células. Los primeros pueden ser proteínas de fase aguda, complemento, interferones (importantes contra los virus). Las células son glóbulos blancos fagocitos en la sangre: los PMN neutrófilos (de vida corta) y los monocitos; en los tejidos: los macrófagos. Todos ellos fagocitan y destruyen los agentes infecciosos. También las células asesinas naturales (NK) que como su nombre lo indica son importantes en esta línea de defensa natural general del sistema inmune. Las células dendríticas (CD), como células presentadoras de antígenos que fagocitan cuerpos extraños y agentes patógenos, toman el primer contacto con los antígenos (Ags) de los agentes patógenos con el propósito de presentar estos junto al complejo mayor de histocompatibilidad (HLA) y sensibilizar a los linfocitos T (LT), activándolos para una respuesta y dirigiéndolos contra un antígeno específico. De esta manera puede decirse que la inmunidad específica es la respuesta aprendida frente al contacto con un antígeno en particular y está direccionada por las CD.

En una segunda etapa, casi inmediata, interviene lo que se denomina sistema inmune adquirido o específico. Este sistema recibe la información generada por la inmunidad innata, y se caracteriza por el desarrollo de una respuesta inmune selectiva frente al componente antigénico reconocido como extraño. Esta respuesta esta mediada principalmente por linfocitos B (LB) y linfocitos T (LT). Cabe destacar que los linfocitos T, tienen subpoblaciones con diferentes capacidades funcionales, como LT colaboradores: Thelper 1 y Thelper 2, actualmente aparece también Thelper 17; y por otro lado LT supresores, y LT reguladores (controladores) de la respuesta inmune específica o adaptativa. Fig.1

picture13Figura 1.  La Célula T naive (virgen) bajo la influencia de diferentes citoquinas y factores de transcripción permite la diferenciación en diferentes Subpoblaciones  T como: Th1, Th2, Treg, Th17.
Las interleuquinas/ citoquinas producidas por subpoblaciones Th1 y Th2, además de intervenir en mecanismos de defensas contra parásitos o bacterias, se pueden relacionar con la patología autoinmune y alérgica.  Los LT reguladores inducen mecanismos de tolerancia inmune y regulación de la inflamación. (Elham et col.)

Ante el reconocimiento de un antígeno el organismo desencadena dos tipos de respuesta inmunológica específica: • La inmunidad humoral que está mediada por linfocitos B, los cuales posteriormente se multiplican y diferencian en células plasmáticas que son capaces de segregar inmunoglobulinas con capacidad de neutralizar los agentes patógenos. • La inmunidad mediada por células que está basada en la activación de linfocitos T. Las diferentes citoquinas y quemoquinas (proteínas que atraen células al foco de inflamación) que se liberan en la respuesta inmune, activan y amplifican esta respuesta al actuar sobre otras células, incluyendo más linfocitos, y actuan en todo el sistema por ejemplo a través de la liberación de mediadores químicos generando vasodilatación de capilares o activando moléculas de adhesión (necesarias para la migración de linfocitos a los diferentes focos).

Es importante señalar que si bien ambos tipos de respuesta, humoral y celular, implican la identificación del antígeno, la respuesta inmunitaria específica se dirige selectivamente a un solo antígeno y tiene la capacidad de conservar la memoria inmunológica y la respuesta específica y rápida a dicho antígeno por mucho tiempo. Esto se produce en sitios y tejidos concretos del organismo. El sistema inmunitario incluye la inmunidad (innata y adquirida) sistémica con órganos como ganglios linfáticos y bazo; y la inmunidad (innata y adquirida) de mucosa: respiratoria, oral-intestinal, genitourinaria. Tanto la inmunidad innata como la inmunidad adquirida, con las proteínas, anticuerpos y células que las componen, se interrelacionan funcionando permanentemente.

Respuestas antiinfecciosas

Como se mencionó anteriormente ante la presencia de un patógeno en el organismo las células presentadoras de antígeno (CPA) macrófagos, células dendríticas, y fagocitos especializados, de la inmunidad innata, capturan, procesan, y presentan los Atgs. para inducir la activación de LT y LB específicos de la respuesta inmune adaptativa. A su vez estas células activadas cooperan con los macrófagos activados para destruir los patógenos intra y extra-celulares. Sumando a sus eficientes actividades endocíticas y fagocíticas, las CPA son células secretoras potentes que inducen y regulan las respuestas inmunes e inflamatorias tanto locales como sistémicas. El procesamiento por macrófagos y células dendríticas de una amplia variedad de microbios, incluyendo micobacterias y otros microorganismos, conduce a la secreción de interleuquina 12 (IL-12). Esta citoquina induce a cél.Th1 y NK para producir IFN-gamma y activar a su vez la capacidad macrofágica (cuadro 1).

Cuadro 1
Efectos de las principales Citoquinas en la Inmunidad innata

TNF (factor de necrosis tumoral), IL-1, Quemokinas….Inflamación, defensa antibacteriana
IFN α y β (interferón alfa y beta)…………………………….. Resistencia a la infección viral
IFN γ (interferón gamma)………………………………………. Activación macrofágica
IL-12……………………………………………. Producción de IFN-γ por células NK y linfocitos T
IL-15………………………………………………………………… Proliferación de céls NK
IL-10, TGF β (factor de crecimiento transformante beta)……. Control de la inflamación


La regulación funcional de los linfocitos Thelper y la influencia en el predominio de respuesta Th1 o Th2, está determinada por el papel que desempeñan las células presentadoras de antígeno (macrófagos, células dendríticas) y por la función de células T reguladoras (T reg) que producen citoquinas como IL-10 y células Th3 que producen factor de crecimiento transformante beta (TGF-b) y tienen un papel muy importante en el control de la inflamación. Por esto al generarse una respuesta inmune antibacteriana tanto por anticuerpos como por células, se produce una respuesta pro-inflamatoria regulada (contrabalanceada) también por mecanismos inmunes que evitan la amplificación descontrolada de la respuesta inmune antiinfecciosa.

3 pensamientos sobre “Respuesta Inmune Innata y Adquirida, regulación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>